Testimonios

de mis “novios”

De la fotografía de boda se ha dicho que es la más difícil, que si fotógrafo de boda es bueno, puede enfrentarse a cualquier otra rama de la profesión. También oí en una ocasión que la fotografía de boda es el deporte de riesgo de los fotógrafos.

Y puedo corroborar la dificultad que implica, pero lejos de entrar en detalles sobre jornadas de infinitas horas de trabajo, o la ingratitud de sentirse artista que debe pasar desapercibida, me quedo con el inmenso cariño que recibo. Pocos trabajos hay tan duros pero tan agradecidos.

Esta sección muestra la faceta oculta de las fotos, a sus protagonistas. Son personas con historias preciosas y con sentimientos enormesGracias a todos por haber colaborado con vuestros comentarios y haberme confiado en su día la gran responsabilidad de inmortalizar vuestra felicidad.

Cesar y Aroa

Sigüenza 27 agosto 2016

 Nosotros conocimos a Ana sin darnos cuenta, y aunque resulte un contraste, “lo primero que más nos llamó la atención fue su discreción“.

La conocimos en la boda de unos amigos, antes incluso de tener decidida nuestra propia boda, y ni siquiera llegamos a hablar con ella, pero nuestro comentario fue: “¿has visto a la fotógrafa? Está en todos los lados pero como si no estuviera, pasa totalmente desapercibida“. Y después sólo un simple comentario con los novios sobre lo contentos que estaban con su fotógrafa.

Cuando decidimos que íbamos a tener nuestra propia boda, el tema de la fotografía fue de los primeros que nos planteamos, y en la primera que pensamos fue en Ana. Así que nos pusimos a cotillear un poco por ahí buscando sus fotos, y desde el principio nos engancharon, tienen algo diferente. Aunque aún no éramos conscientes, creo que desde entonces ya habíamos decidido quien sería nuestra fotógrafa.

Contactamos con Ana y desde el principio todo fue muy fácil, atendiendo nuestras dudas con toda su amabilidad y profesionalidad, hasta que nos invitó a su estudio para conocernos. Y esa fue otra confirmación de que estábamos en el buen camino. Por supuesto que consultamos más opciones con otros fotógrafos, porque para tomar una buena decisión había que comparar, y eso hizo que nos reafirmáramos en nuestra decisión

Y que gusto nos dio cuando Ana nos llamó por primera vez “mis novios”, qué bien suena! Desde entonces todo facilidades, por su parte, porque por la nuestra todo eran preguntas, dudas, consultas, etc., ahora que si queremos una foto para la invitación, que si la preboda en nuestro pueblo, que si el segundo fotógrafo, que si más pruebas, … y Ana siempre con una sonrisa. Nos asesoraba, nos daba consejos, nos tranquilizaba, se convirtió en un gran apoyo. En todo momento nos transmitió que ella disfruta con la fotografía, que es parte de su vida, y eso se nota en el resultado, vaya que si se nota.

Al final las fotos de la boda no son simples imágenes de lo que pasa ese día, eso se deja en manos del resto de invitados que con sus móviles podrán captar mil momentos. Las fotos de la boda se convierten en algo muy especial, un viaje en el tiempo para disfrutar de nuevo de ese día, incluso de instantes que ni siquiera teníamos en la memoria. Es muy difícil explicar con palabras, hay que sentirlo, y eso que a nosotros aún no nos ha dado tiempo a empaparnos bien con nuestras fotos (cosas del trabajo que nos absorbe demasiado). Sería imposible elegir una única foto, ni siquiera 5, ni 10, quizás ni 100, no sé si seríamos capaces de desechar ni siquiera una.

Y esa es la confirmación de que fue una gran elección.

CESAR

Jesús y Eva

Sigüenza 2 octubre 2012

“Nuestra experiencia con Ana no pudo ser mejor, después de comparar una gran variedad de fotógrafos intentando huír de las típicas fotos posadas y artificiales, encontramos un trabajo que hablaba por si mismo… Fotos muy cuidadas, pero muy naturales y con una visión distinta de las tradicionales.

Lo mejor llegó cuando conocimos a la autora de dicho trabajo y fue lo que acabó por decidirnos. Ana te tranquiliza, lo hace todo tan fácil que cuando ves el resultado que te parece imposible que haya quedado tan bien con tan poco. Nos encantó su cercanía, su obsesión por pasar desapercibida y de que no te des cuenta de que te fotografían, y su gusto por los pequeños detalles.

Gracias a ella tenemos el mejor recuerdo de el día mas feliz de nuestras vidas

EVA

Alberto y Piluca

Sigüenza 5 septiembre 2015

“Preguntando, como el que no quiere la cosa, en el lugar en el que íbamos a celebrar el convite si conocían fotógrafos o si nos podían dar el nombre de alguno de los que hubiera estado allí haciendo alguna boda, de los tres o cuatro nombres que nos dieron, uno de ellos fue Ana Mira… Al llegar a casa, el azar quiso que ella fue la primera opción que miráramos, un vistazo a su web, una llamada telefónica et voilà ya teníamos fotógrafa. Con sólo cinco minutos de teléfono supe que tenía que ser ella, no íbamos a buscar ni a mirar más.  ¡Y ACERTAMOS!

Nosotros dos nunca hemos sido muy amigos de las fotos, de hecho Ana recordará que al principio de la preboda yo me ponía hasta colorada con cada disparo de su cámara, pero fueron sólo los cinco primeros minutos, después consiguió que se nos olvidara que ella venía con nosotros para hacernos fotos, parecía una amiga de toda la vida con la que habíamos quedado a tomar una cervecita,

a dar un paseo por la Latina, por la Plaza Mayor y el Mercado de San Miguel… por esos sitios que solíamos recorrer Alberto y yo en nuestros fines de semana. Fue una preboda de risas.

¿Y qué decir de ella en la boda? Pues que fue impresionante, independientemente de la pedazo de profesional que es y de la calidad que tienen todos sus trabajos, es muy de agradecer como es como persona, ¡¡es la leche!! En esos momentos que tú estás a mil por hora, ella además de no parar de hacer fotos (jajajaja porque no paraba), estaba pendiente de ver en qué podía echar una mano, con qué nos podía ayudar (a mí hasta me terminó de abrochar esa hilera interminable de botones del vestido que no se acababan nunca y que habían terminado con la enoooooooooorme paciencia de mi hermana)

En resumen, que si me casara mil veces, mil veces llamaría a Ana ¡sin duda!”

PILUCA

Antonio y Fátima

Guadalajara 23 abril 2016

“A Ana la conocimos en la boda de unos amigos. Ha sido una de las mejores elecciones de nuestra boda. No sólo por su fotos, que por supuesto también, sino por su cercanía, profesionalidad y buenísimos consejos durante la preparación de todo el lío de la boda.

El día de la boda se portó genial. Cuando me estaban poniendo el vestido, era tal el nerviosismo que no atinaban, ninguno de los que había en casa, a subirme la cremallera. Hasta que Ana pidió permiso, y con toda su tranquilidad, subió la cremallera sin ningún esfuerzo….volví a respirar. 

Si alguno necesitáis un FOTÓGRAFO, no dudéis, Ana Mira.”

FÁTIMA

Álvaro y Sofía

Madrid 10 junio 2016

Yo pensaba que la elección del fotógrafo de bodas iba a ser coser y cantar, de hecho, la Finca que elegí para el enlace me ofertaba 3 fotógrafos y pensé fijo que alguno me convence… fui a visitar a los 3 para ver sus trabajos y menudo chasco me llevé al ver que seguían anclados en las fotos de “cuéntame”, todas fotos posadas con nada de naturalidad…

Gracias a unos amigos, (que tb se casaban este año y que ya conocían a ANA MIRA por la boda de la hermana de uno de ellos), contactamos con Ana. Una persona juvenil, moderna, simpática y encantadora, con la que tuvimos muy buen feeling y que además nos mostró un excelente trabajo, diferente a todo lo que habíamos estado viendo, JUSTO LO QUE ESTÁBAMOS BUSCANDO!

La 1ª impresión fue buenísima, y ya remató el día que trabajamos con ella para las FOTOS DE LA PREBODA, ahí vimos lo gran profesional que es, nos hizo sentir super cómodos. Mi chico pensaba que le iba a dar mucha vergüenza andar por la Gran Vía de Madrid “moñeando” mientras nos sacaban fotos, xo para nada! Ana convirtió la sesión de fotos en un paseo por Madrid “nuestro”, incluso jugando entre nosotros, cogiéndonos a caballito…!Hace que te olvides que tienes una cámara apuntándote! Y ya cuando vimos el resultado flipamos, porque no esperábamos que lograse fotos tan buenas y artísticas y que a la vez captasen tanto sentimiento entre nosotros, las fotos reflejaban intensas miradas, sinceras risas y sonrisas y rostros enamorados!Algo que me parece muy difícil de captar…

Y x fin llegó el GRAN DÍA!!…inolvidable de verdad, ya que tenemos plasmado cada instante en las fotos que nos hizo! no dejó ni un momento sin fotografiar…alucinante! 

 

Estuvo 1º en casa de mi chico, y menos mal que estuvo allí, ella era la única que sabía cómo atar los  anillos al “cojín con cuerditas”  (de manera que al tirar de un extremo salieran sin que se cayeran). Después vino a mi casa y de nuevo le tocó ejercer de weddingplaner!… me llegó a casa un adorno de flores naturales, para el pelo precioso, pero ni mi hermana ni yo teníamos idea de cómo engancharlo al pelo, por muchas horquillas que pusiéramos, pero Ana rápidamente le explicó a mi hermana cómo ponerlo (antes de la ceremonia se me cayó una vez, xo me lo colocó Ana y aquello ya no se movió de mi cabeza en toda la noche por mucho baile y fiesta que tuvimos! (incluso me costó quitármelo cuando llegué a casa a las 9 de la mañana!!).

Lo que sin duda fue increíble, fue la sesión de fotos que se le ocurrió hacernos tras la ceremonia, en un campo de espigas que había en la parte de atrás de la finca, lo pasamos genial, nos puso música en su móvil y éramos un par de novios recién casados, bailando y riendo enamorados, entre las espigas a la luz del sol!EL RESULTADO NO PUEDO DESCRIBIRLO CON PALABRAS!…. jamás pensé que podría sacar unas fotos tan buenas y que expresasen tanta felicidad como aquellas…y con un paisaje tan sencillo que ella misma encontró!

No tengo más que palabras de agradecimiento para esta gran persona y gran profesional. Sin duda la recomendaré siempre y tengo pensado repetir con ella, ya sea para unas fotos de pre-mamá o post-mamá, o para unas fotos vestidos otra vez de novios para una post-boda por ejemplo en el Hayedo de Tejera negra…que ya he visto el resultado de uno de sus trabajos allí y son una pasada!

Ana, sin duda, nos volverás a ver a través de tu “objetivo”!!    😉    

SOFI

Alberto y Mercedes

San Lorenzo de El Escorial 4 octubre 2014

Conocimos a Ana Mira por recomendación, a partir de ahí la busqué en Facebook y empecé a seguir sus trabajos quedándome encantada con las fotos que mostraba. Ambos decidimos elegirla porque nos gustó mucho la naturalidad, el color y la luz de las fotos.

Al conocerla en persona no lo dudamos ya que nos transmitió confianza, sobre todo al novio (que no le gusta salir en las fotos) consiguiendo que saliera sonriente, siendo nosotros mismos. Pocos profesionales se interesan por las historias que hay detrás de los novios y ella lo hizo una tarde por tierras Sorianas conociéndonos, como si estuviéramos con un amigo en el reportaje de la preboda.

 Otra cosa que nos gustó fueron los pequeños detalles que deja plasmados y que para nosotros son grandes recuerdos.Resulta anecdótico recordar cuando tuvo que lidiar en el photocall con algún invitado contentillo que quería aparecer en todas las fotos, que paciencia y profesionalidad. Quedamos tan contentos con el trabajo realizado que siempre que alguien nos pregunta le recomendamos sus servicios e incluso nosotros mismos volveríamos a contar con ella para retratar cualquier evento. Nos costaría elegir solo una foto ya que son muchas las que nos gustan.

Hay fotos divertidas, entrañables, románticas, La verdad que si queréis un resumen perfecto de vuestro día, Ana es vuestra fotógrafa. 

“MERCEDES”

Iván y Virginia

Majadahonda 19 septiembre 2015

Nuestra experiencia con Ana Mira ha sido maravillosa. La conocimos por bodas.net, en cuanto vimos su trabajo en la web nos encantó , no necesitábamos ver más, queríamos ese mismo tipo de fotos, las de la espontaneidad y el detalle. 

La preboda fue súper divertida y quedaron unas fotos geniales. Ella te lo pone muy fácil,  hace que desaparezca la vergüenza frente a la cámara. Dimos un paseo por Madrid y acabamos haciendo fotos al atardecer. Fue perfecto y un recuerdo muy bonito. 

El día de la boda Ana está en cada instante, plasmando hasta el más mínimo detalle y esos momentos tan bonitos que luego gusta tanto verlos en foto. Hay muchas fotos de momentos bonitos , pero las que hicimos lanzando zapatos y ramo al aire en medio de campo de golf fueron muy divertidas y han quedado muy chulas. El resultado es un recuerdo más qué bonito. 

Una gran profesional y persona, seguiremos recomendando su trabajo.

VIR

Pablo y Araceli 

Las Rozas 24 septiembre 2016

“Ciertamente solo tenemos palabras de agradecimiento para Ana. En lo referente a su persona, es un encanto y todo lo hace muy fácil. En todo momento nos sentimos muy cómodos con ella. Profesionalmente es impecable, nos encanta su método de trabajo, sabe dónde tiene que estar en cada momento para que no se le escape ningún detalle y todo quede perfectamente retratado. 

El resultado de las fotos es inmejorable, a parte de la calidad de las mismas, no se le escapa nada, incluso cuando crees que no está y antes de que te des cuenta ella ya ha disparado.  Si quieres un reportaje fotográfico elegante y natural, Ana es tu fotógrafa.”

PABLO

Luís y Noelia

Toledo 25 abril 2015

“Elegimos a Ana despues de haber visto el reportaje de fotos que les hizo a unos amigos el día de su boda. Lo que más nos gustó de su trabajo fue la capacidad que tiene para captar los sentimientos..las miradas..la complicidad..la felicidad.

Al ver el reportaje de nuestra boda no pudimos quedar más contentos, porque precisamente captó todo eso y  cuando las vemos hacen que revivamos la felicidad que teníamos ese día otra vez. Además nos ayudó mucho ya que a uno de nosotros no nos gustan demasiado las fotos así que hizo que ese día nos despreocupáramos

 y no estuvieramos pendientes de hacer excesivas poses en las que nos hubieramos sentidos incomodos. De ahí que nos gusten las fotos tan naturales y espontáneas que nos hizo. El trato con ella inmejorable, muy cercana y adaptable.. desde abrochar los botones del vestido de la novia si hacía falta..hasta darnos ideas muy divertidas y bonitas para las fotos.

Hemos recomendado a Ana a amigos nuestros que se han casado y han quedado igual de contentos que nosotros, así que la seguiremos recomendando 100%.”

NOELIA