Boda Rodrigo y Ana

bodas
17 mayo, 2015

He de confesarlo, y me avergüenza admitirlo, pero en algunas bodas lloro. Sí, cuando llega el ansiado día ya llevo meses viendo a los novios preparando la boda, conozco su historia.  Estoy con ellos desde los primeros momentos en los que empiezan a emocionarse: cuando la novia recibe el ramo, cuando la ve su madre vestida de novia, cuando voy a fotografiar al novio y me pregunta si ella esta guapa…son muchos momentos los que pasan por mi retina a través del objetivo de mi japonesa y es imposible que no lleguen al corazón cuando llega el sí quiero.

En esta boda, con tanto amor y tanta familia viendo a la pareja por streaming desde el extranjero, imposible evitar la lagrimita.

Hay algunas parejas que tienen el privilegio de saber que son el uno para el otro desde el primer momento. Rodrigo y Ana, y todos los que les conocemos aunque sea de poco tiempo, también lo sabemos. La novia cerró el baile con una sorpresa para su marido: el vestido de su primera cita.

Mil gracias de nuevo, siempre lo diré y no me cansare de decirlo: el cariño que recibo de las parejas es lo mejor de mis honorarios.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.